Secciones Las necesidades de los vehículos del futuro exigen soluciones innovadoras

Las necesidades de los vehículos del futuro exigen soluciones innovadoras.



Por: Portal Automotriz.


Las tendencias en la industria automotriz enfrentan nuevos retos y a la vez presentan nuevas oportunidades con respecto a los materiales que se utilizan. Por ejemplo, la electromovilidad y la conducción autónoma están llamadas a revolucionar los automóviles y las tendencias hacia la reducción de emisiones, la electrificación y la conducción automatizada, conceptos que requieren de una innovación constante para ser una realidad.


Hoy los vehículos modernos dependen considerablemente de soluciones materiales provenientes de la industria química, que en el futuro desempeñará un papel aún más relevante, contribuyendo de forma significativa a resolver los futuros retos de la movilidad.

La seguridad es lo primero: los plásticos retardantes de llama

Para el éxito de la electromovilidad resulta clave la optimización de rendimiento, el peso, la seguridad y, sobre todo, la eficiencia de las unidades de tracción eléctrica. En este contexto, los plásticos retardantes de llama, son indispensables para ahorrar peso y espacio, que son necesarios para los componentes de alta tensión.

Las mallas especiales de poliamida (PA) y tereftalato de polibutileno (PBT) de Basf pueden utilizarse como materiales retardantes de llama libres de halógeno, ya que otorgan las propiedades requeridas a los componentes de alta tensión del vehículo. Estos plásticos de ingeniería cumplen con los más altos requisitos de resistencia a la propagación de la llama, estabilidad del color, mecánica y aislamiento eléctrico.

BASF dispone de una cartera de varios grados de poliamida 6 y 66 disponibles para asegurar una microelectrónica fiable en equipos de control y sensores que ayudan a prevenir daños por corrosión eléctrica en los circuitos.

Los diferentes grados de calidad electrónica (CE) de Ultramid que Basf comercializa son extremadamente puros y no contienen casi ninguna sustancia activa eléctricamente o corrosiva, como los haluros. Este material también tiene excelentes propiedades de resistencia al envejecimiento por calor.

Los actuales sistemas de tracción electrónica todavía forman parte, principalmente, de la industria de metales. Hasta ahora, los fabricantes de motores electrónicos y de componentes electrónicos de potencia han usado cajas hechas con acero o aluminio fundido. Como muchos de los componentes son ahora activamente enfriados, es decir, ya no es necesario disipar el calor a través de la caja, las soluciones plásticas son una posibilidad para hacer un ensamblaje liviano, por ejemplo, con las mallas retardantes de llama Ultramid® A3U42G6 y B3U50G6.

Las cajas que contienen componentes eléctricos de alta tensión deben ser blindadas eléctricamente para evitar que se dañe el área que está alrededor. Los revestimientos de metal en las piezas de plástico son una de las posibles soluciones que Basf está buscando, ya que se logra ofrecer una buena protección del campo magnético. Además, los plásticos de ingeniería ofrecen la ventaja de que le generan funciones adicionales al componente. En proyectos con clientes, ya se pudo demostrar que las cajas de plástico fabricadas usando este proceso son más livianas y económicas que las de aluminio fundido.

Conducción autónoma: gracias a los sensores

Además de la electromovilidad, la conducción automatizada también revolucionará los vehículos del futuro. El número de sensores aumentará significativamente, simplificando la experiencia de conducir. Basf ya ha hecho una contribución significativa a una serie de tecnologías de sensores electrónicos sensibles con su cartera única de grados de PBT con resistencia hidrolítica.

El creciente nivel de automatización también permitirá que sensores, como el radar, el lidar, los infrarrojos y los sensores de ultrasonidos, pasen a formar parte de los automóviles. Funcionan no sólo como asistentes de carril, sino también como sistemas de aviso de colisión y como controladores de distancia. También aportan en la función del freno de emergencia: un prerrequisito básico para controlar los autos de forma automática en el futuro.

Repintado automotriz sustentable

El desarrollo de la movilidad del futuro va de la mano con el cuidado del planeta. Y en esa línea, todas las partes del vehículo contribuyen. Basf también está presente en las pinturas para autos, ofreciendo soluciones con un menor impacto ambiental y mejor desempeño. La Línea 90 Base Agua, ofrece facilidad en la aplicación, tiempos de proceso óptimos y garantiza una precisión óptima del color con la cual se permite un acabado más fácil, económico y rápido por su excelente poder cubritivo.

Es ecoeficiente ya que reduce casi en un 90 por ciento la presencia de solventes en comparación con las pinturas convencionales.

Llevamos 130 acompañando la historia de la automoción con nuestros conocimientos de pintura: desde el mismo principio. Durante este tiempo, hemos recopilado la mayor base de datos de colores del mundo, que contiene 250,000 colores y 600,000 fórmulas de mezcla. Y lo mejor de todo, para muchos fabricantes nuestra documentación de historia del color está al completo casi al 100 por ciento, con lo que reproducir un color es fácil, rápido y práctico.

Visión de futuro de los colores de pintura de automóviles

Con nosotros también estará en una posición excelente para afrontar el futuro. Los estudios de diseño de colores Basf Color Design Studios, distribuidos por Europa, Norteamérica y Asia, observan las tendencias de los colores y desarrollan colores de tendencia para los fabricantes de automóviles de todo el mundo. Como marca de Basf, estamos muy cerca del desarrollo de colores nuevos y con efectos especiales; y, cuando salen los primeros vehículos de la fábrica, ya tenemos lista la solución de repintado adecuada.

17/08/2019